miércoles, 27 de marzo de 2013

El mando único en Jalisco

La seguridad de las personas y de su patrimonio es la prioridad de las autoridades civiles. La aplicación estricta de la ley es el primer deber de todo gobierno. El reclamo de los mexicanos que demanda la restauración plena de la paz, es un imperativo en los tres niveles de gobierno. Una muestra de este actuar responsable y concertado es el acuerdo para tener un mando coordinado de las fuerzas de seguridad de Jalisco. Se ha suscrito un acuerdo de intención que permite la acción inmediata de parte de los municipios y del Gobierno del Estado de Jalisco para conformar una fuerza policiaca bajo un mando unificado. Los municipios han acordado apoyar este modelo que respeta plenamente la autonomía constitucional, porque significará que en poco tiempo tendremos una nueva policía enmarcada en el sistema de planeación del gobierno federal que sostiene que la política de seguridad no será reactiva. Es conveniente el mando unificado porque mantiene el enfoque de esfuerzos para la atención de las causas del fenómeno delictivo. Y porque está en consonancia con la nueva legislación en materia de Atención a las Víctimas, Reparación de los daños y Uso Legítimo de la fuerza, que prevé el retiro de las reservas hechas por México a tratados internacionales. Estamos dando un paso fundamental en el fortalecimiento de las instituciones y en la solidez de nuestro estado de derecho, en consonancia con el gran acuerdo nacional, que denominamos Pacto por México que en sus compromisos dice a la letra: El principal objetivo de la política de seguridad y justicia será recuperar la paz y la libertad disminuyendo la violencia, en específico se focalizarán los esfuerzos del Estado mexicano para reducir los tres delitos que más lastiman a la población: asesinatos, secuestros y extorsiones. Para cumplir con estos objetivos se implementarán las siguientes acciones: 3.1 Implantar un Plan Nacional de Prevención y Participación Comunitaria. • Se focalizará en los municipios con más violencia del país el avance del nuevo Sistema de Seguridad Social Universal; programas de combate a la pobreza; las Escuelas de Tiempo Completo; el Programa de Empleo para Jóvenes; y la recuperación de espacios públicos junto con las comunidades. De igual forma se alinearán todos los presupuestos para la prevención del delito para que se convierta en una verdadera prioridad nacional. (Compromiso 74) 3.2 Reformar los cuerpos de policías. • Se aplicará un esquema de Policías Estatales Coordinadas, en el que las policías municipales se conviertan en policías de proximidad para cuidar los barrios, unidades habitacionales, mercados, zonas turísticas y otros espacios públicos, y las policías estatales asuman todas las labores de seguridad pública bajo un sistema de homologación de funciones y capacidades. Se impulsará un esquema en coordinación con las autoridades municipales. (Compromiso 75) • Se creará la Gendarmería Nacional como un cuerpo de control territorial que permita el ejercicio de la soberanía del Estado mexicano en todos los rincones del país, sin importar su lejanía, aislamiento o condición de vulnerabilidad. (Compromiso 76) Con ese espíritu abierto e incluyente del Pacto por México se han dejado de lado colores y pasiones de partido, anteponiendo el interés de México y de Jalisco, y los municipios han expresado su voluntad de implementar un nuevo modelo de seguridad. Corresponde a los cabildos de los Ayuntamientos la suscripción de los acuerdos definitivos en los próximos días. No podemos cejar en nuestro afán de coordinación eficiente porque la fuerza y la voluntad de las personas buenas es y siempre será mucho mayor a los malvados que lastiman a personas inocentes.

1 comentario:

Filiberto Benavides dijo...

Considero que es un excelente esfuerzo para frenar la delincuencia organizada, sin embargo el problema de la corrupción y la impunidad está latente, es tan fuerte que el crimen organizado a corrompido a las policias del país y al ejército. Esperemos que este intento del mando único cumpla el objetivo. Un abrazo